Corferias en:  
#Silverexpo

La incontinencia urinaria no es exclusiva de las personas mayores

Expertos en temas de incontinencia urinaria estarán presentes en Silverexpo, la primera feria especializada en Colombia y Latinoamérica para personas mayores que se realizará del 9 al 11 de agosto en Corferias.

Kimberly Clark, empresa que representa la marca Plenitud, presente en Silverexpo, realizó un estudio sobre incontinencia urinaria en Latinoamérica y desmintieron que solo afecta a  personas mayores de 60 años. Entre sus revelaciones, la entidad afirmó que hoy hay más personas desde los 35 años de edad con incontinencia que bebés de 5 años, usando pañal; tendencia que aumentará en 2030.

El estudio mostró además que la pérdida o escape involuntario de orina se da en mayor porcentaje en las mujeres. Se calcula que en el mundo 2 de cada 5 mujeres mayores a 35 años pueden tener incontinencia urinaria al igual que uno de cada 10 hombres mayores de 45 años.

En sus hallazgos, la multinacional reveló que hay 36 millones de personas con incontinencia urinaria en Latinoamérica. De estas, 2 de cada 10 tienen más de 35 años de edad. De ellas, un 11% se concientiza sobre la importancia de utilizar un producto adecuado para controlar esta afectación en la salud. El restante 89% va en camino de conocer sus beneficios.

Kimberly Clark mostró a su vez que entre los compradores de protectores para incontinencia hay dos tipos de consumidores. Los independientes que son la mayoría con un 72%. De ellos, el 84% son mujeres desde los 35 años que toman la decisión de comprar el producto.

De igual manera, el 85% tiene incontinencia muy leve, leve o moderada. Los asistidos son el segundo tipo de consumidores que apenas representan un 28% y son las personas en edad avanzada y con un nivel de incontinencia usualmente fuerte, además deben ser asistidos todo el tiempo por un tercero.

En un contexto general, según estudio de la empresa, la incontinencia urinaria en hombres se presenta en gran medida por el aumento en el tamaño de la próstata, aunque también puede deberse a trastornos neurológicos, diabetes o sobrepeso. Mientras que en las mujeres la primera causa es el descenso de la vejiga debido a los partos y se incrementa luego de la menopausia, por la falta de estrógenos.

 

 

 

 

La menopausia que se asocia a perdida de la producción hormonal y cambios a nivel de la vagina y la uretra en cuanto a elasticidad de los tejidos, puede ser otro factor de riesgo modificable de incontinencia urinaria. La recomendación de los expertos es acudir al ginecólogo para que éste le diga a la paciente cómo disminuir el impacto de la falta de estrógenos a nivel urogenital.

En ambos sexos, después de los 65 años se equipara. Las causas son similares y cobra mucha importancia en ambos sexos el Alzheimer, la demencia senil y otros trastornos neurológicos o metabólicos.

Pero, no sólo depende de la edad. Existen diversos factores para su desarrollo; hereditarios y el tipo de colágeno de los tejidos ha sido identificado como factor de riesgo ya que mujeres cuya madre haya tenido incontinencia urinaria puede desarrollar con más frecuencia esta condición. 

Los factores nutricionales en sus extremos como la desnutrición así como el sobrepeso obesidad son factores de riesgo identificados para el desarrollo no solo de incontinencia sino también de incontinencia más severa y falla a  tratamientos.

En ambos sexos es importante estudiar los hábitos que se tengan así que se debe llevar una dieta saludable para mantener o llegar al peso normal, la ingesta de líquidos no puede ser excesiva, aunque tampoco debe limitarse, suspender la cafeína, controlar todas las  enfermedades de base que cursen con tos crónica (afecciones pulmonares, reflujo gastroesofágico, afecciones de laringe, fumadores, entre otras), controlar enfermedades metabólicas como la diabetes y controlar enfermedades neurológicas.

No importa la condición para llevar una vida a plenitud es importante  usar los productos adecuados, ser cuidados con el aseo y hacer ejercicios pélvicos para regular la condición de goteo involuntario de orina.